Sara Marín: Tú Eres Noticia

Sara Marín, sonriendo y posando en una postura angelical / Foto: María José Fernández Díaz
Sara Marín, sonriendo y posando en una postura angelical
Foto: María José Fernández Díaz.

El Desván de Alejandro homenajea a Sara Marín

Esta Redacción agradece enormemente a Yo Soy Noticia.es las imágenes cedidas de TV, de la Gala del Deporte grabado el 23 de enero de 2017, para confeccionar este artículo.

Yo Soy Noticia.es premiaba a Sara Marín por el éxito rotundo en los I Trisome Games. Vicente del Bosque fue quien hizo entrega del premio. Foto: Yo soy Noticia.es.
Yo Soy Noticia.es premiaba a Sara Marín por el éxito rotundo en los I Trisome Games. Vicente del Bosque fue quien hizo entrega del premio.
Foto: Yo soy Noticia.es.

Sara Marín, recibía el 23 de Enero, un premio repercusivo a través de la joven plataforma Yo Soy Noticia.es, de la mano de un ex-entrenador y ex-futbolista; mediático, luchador y amante del deporte, y muy querido por los españoles: el salmantino Vicente del Bosque, en una Gala del Deporte, destinada a dar voz y reconocimiento a aquellos deportistas merecedores por su entrega, pasión y triunfos deportivos.

En la actualidad, Sara cuenta con 20 años, y a pesar de su juventud, los premios que ha ido recogiendo son notablemente meritorios por la Cultura del Esfuerzo. Toda una vida dedicada por y para el deporte, por pasión, amor, superación, convivencia, estilo de vida…

A sus 3 años de edad, descubrió que la pasión de la Gimnasia Rítmica practicada por su hermana Lydia, le traspasaba muy dentro. Donde compartió junto a su familia el deseo ferviente de querer “jugar” y tener toma de contacto con aquella disciplina que la hipnotizaba.

Sara Marín, posa en la disciplina de pelota. Foto cedida por: María José Fernández Díaz.
Sara Marín, posa en la disciplina de pelota
Foto cedida por: María José Fernández Díaz.
Sara en un selfie con su madre. Foto cedida por: María José Fernández Díaz
Sara en un selfie con su madre.
Foto cedida por: María José Fernández Díaz.

María José y Ginés, sus padres, siempre han inculcado en sus hijas, una buena educación, y preparación para que en el futuro pudieran ser responsables, autónomas, y con el criterio de saber defenderse en la vida, con el matiz importante e ideal de no separarlas porque una de ellas tuviera Síndrome de Down. Sara, apoyada por igual, se le motivó desde niña.

Sara Marín, posa en la disciplina de cuerda. Foto cedida por: María José Fernández Díaz
Sara Marín, posa en la disciplina de cuerda.
Foto cedida por: María José Fernández Díaz.

María José, contó a esta redacción, que no se sintió apoyada desde el nacimiento de su pequeña Sara, por los médicos que la atendían ni por los profesionales que cuidaban de ella, debido a que había nacido con “mongolismo” (acepción que se utilizaba anteriormente, incluso cuando en 1965 la OMS la elimina por constituir un denigrante adjetivo hacia las personas), y por esta sencilla razón englobaban a Sara con los mismos patrones y reglas, para normalizar a personas con Síndrome de Down. Su madre, negándose a la evidencia y a creer firmemente que un niño llega a ser lo que se proponga, así pues, desde la cuna la trataron como a una más. Esta actitud ejercida en familia, construyó en Sara un desarrollo positivo, porque supieron apoyarla y sacar todo su potencial: que era mucho y muy grande.

Con los años, la deportista supo aprovechar su oportunidad. A través de la disciplina que practica, ha obtenido un aporte de control, flexibilidad, reflejos y coordinación, entre otras mejorías psicomotoras, haciendo crecer una simiente que ha brotado, a lo largo de su dedicación al deporte, con nombre propio.

Sara Marín, en la actualidad es nueve veces consecutivas campeona de España. Foto cedida por: María José Fernández Díaz
Sara Marín, en la actualidad es nueve veces consecutivas campeona de España.
Foto cedida por: María José Fernández Díaz.

A los 8 años, su madurez deportiva había llegado a un punto en que querían inscribirla a nivel federativo, sin embargo, por su corta edad los estatutos no lo permitían. Estudiaron el caso de Sara y descubrieron un potencial brillante. Sara consiguió por una parte, ser una gimnasta pionera, además de, que gracias a ella, se modificó el reglamento para que los niños a partir de esa edad, pudieran competir.

De izquierda a derecha: María José, madre de Sara, Sara Marín, y su entrenadora Titi. Foto cedida por: Titi Alberola Garví
De izquierda a derecha: María José, madre de Sara, Sara Marín, y su entrenadora Titi.
Foto cedida por: Titi Alberola Garví.
La unión entre Titi y Sara, es patente y muy fuerte. Foto cedida por: Titi Alberola Garví
La unión entre Titi y Sara, es patente y muy fuerte.
Foto cedida por: Titi Alberola Garví.

Es importante señalar el enorme trabajo evolutivo que su entrenadora Titi Alberola Garví (Club Algar, Elche, Alicante), ha demostrado en los resultados deportivos de Sara. Lleva entrenando a la deportista durante 17 años ininterrumpidos. Titi, se entrega en cuerpo y alma en su pasión por ofrecer sus experiencias y conocimiento en todos sus alumnos, obteniendo: con muchísima constancia, tenacidad y capazos de amor, ver el fruto cosechado durante años.

Con 12 años, a Sara Marín, la curva de éxitos comenzaría a elevarse a niveles que pocos deportistas, incluso en modalidad no adaptada, han llegado a alcanzar. Es muy difícil encontrar a deportistas en diferentes disciplinas, alcanzar récords de nueve veces medallista (consecutivas) de Oro en competiciones nacionales, el Summa Cum Laude del deporte a nivel estatal. Y menos todavía si sustentamos tal hazaña deportiva, alcanzando 5 medallas de Oro, -en único evento- a nivel internacional, en los Juegos I Trisome Games, en Florencia (Italia) en 2016.

Sara Marín, ha ido recibiendo premios a lo largo de su trayectoria, siempre acompañada de su familia y su entrenadora. Foto cedida por: María José Fernández Díaz
Sara Marín, ha ido recibiendo premios a lo largo de su trayectoria, siempre acompañada de su familia y su entrenadora.
Foto cedida por: María José Fernández Díaz.

Sara, es una deportista innata. En época de descanso, desde el lunes hasta los viernes, no pasa de estar una media de tres horas de trabajo con sus tablas de ejercicios de mantenimiento. Creando una regla de tres, podéis haceros una ligera idea en el momento de prepararse a nivel competitivo, es total.

Su próxima cita será en Abril en el Campeonato Nacional de Gimnasia Rítmica, que se celebrará en Albacete. Para ella, tiene claro cuales son sus objetivos. Con indiferencia en los resultados, ya se puede decir que Sara Marín: es una verdadera Campeona.

Mantener su estatus de imbatibilidad no es nada sencillo, pero lo más importante para la gimnasta es disfrutar día a día del deporte a nivel competitivo. Este nivel de vida, requiere un sobre esfuerzo social y familiar muy grande, por eso, El Desván de Alejandro, reconoce la valía y el amor al deporte de Sara Marín: otorgándole este merecido homenaje, a modo de artículo de reconocimiento, por su largo y exitoso recorrido en la Gimnasia Rítmica.

Esta redacción le preguntó a Sara, en la Gala del Deporte de Yo soy Noticia.es, que aparte de la Gimnasia Rítmica, que cosas le gustaban más; con la timidez que le caracteriza en los primeros contactos, sonriendo me respondió tajante: “… a mi me gusta Dvicio (grupo musical) y los macarrones!!

Sara Marín muy feliz junto a su Padre, Ginés, tras la finalización de la Gala. Foto: Alejandro Piquero Serrano
Sara Marín muy feliz junto a su Padre, Ginés, tras la finalización de la Gala.
Foto: Alejandro Piquero Serrano.
Titi muy orgullosa de su alumna, posan juntas. Foto: Alejandro Piquero Serrano
Titi muy orgullosa de su alumna, posan juntas.
Foto: Alejandro Piquero Serrano.
Sara Marín, momentos antes de despedirse de esta Redacción, agradecida por el apoyo. Foto: Alejandro Piquero Serrano
Sara Marín, momentos antes de despedirse de esta Redacción, agradecida por el apoyo.
Foto: Alejandro Piquero Serrano.

¡¡Sara, no dejes de soñar!!

Saludo de Sara Marín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.