Hoaxes: el engaño y sus objetivos

Foto: Imagen libre
Foto: Imagen libre

Este artículo, pretende crear conciencia en una sociedad en la que hemos sucumbido en las redes informáticas, como un sustento de avance tecnológico, tanto como para mejorar nuestras relaciones personales y sociales.

El mundo informático ha conllevado cosas muy positivas a nuestras vidas; también tiene ese espectro negativo, del que hoy, extraeré exclusivamente un elemento que nos ayude a defendernos, si somos conscientes de la situación: los Hoaxes.

Hoax, se podría traducir en términos sencillos, como mensaje falso o alarma social. Creando una cadena y utilizando, como medio de propagación, a las personas que confunden solidaridad, apoyo, donación, y otras virtudes del ser humano como vías de diseminación viral.

Veamos un ejemplo para entenderlo mejor. Estas navidades, fui asaltado en mi WhatsApp, con mensajes entre mis contactos que inducían tanto a la alarma social como a infundir miedo.

Hoaxes, mensajes falsos y de alarma social

Foto: Redacción del Desván
Propagación viral a través de mensajería móvil
Foto: Redacción del Desván

Una vez leído parte de este mensaje, que por cierto, a bastantes personas os resultará familiar, la sensación que inunda con fuerza es la de peligro y miedo. Dependiendo del carácter de cada uno de nosotros, podemos enfrentarnos desde el pasotismo hasta una fuerte sensibilización.

Lo que no debemos nunca, es dejarnos llevar por el pánico, porque primero debemos contrastar realmente el mensaje.

El problema es que este mismo, nos lo ha enviado nuestro amigo X, y ¿cómo vamos a desconfiar de él? Este enfoque está mal realizado. Realmente, deberíamos preguntarnos quién es el precursor y la primera persona que genera este primer mensaje. Por mi experiencia, de muchos años en contra de este tipo de amenazas, nadie sabe y nadie descubre quién es en realidad el ejecutor, porque se pierde el rastro.

Por otra parte, es mucho más fácil sensibilizarnos y reenviar a todos tus contactos la información: “por si acaso”; utilizado las vías de mensajería, correos electrónicos y redes sociales.

Error. Porque alimentamos la propagación del miedo innecesariamente y sin habernos parado a consultar si lo que hemos leído es cierto o falso.

En mi caso, tuve que explorar bajo Internet la veracidad de este mensaje, en un momento de crispación social bajo la continuada amenaza terrorista sufrida en nuestro país, como a nivel internacional.

Lo descubrí, prácticamente, en el primer clic de mi navegación. Este mensaje alude, a un departamento muy específico en nuestro país: el Ministerio del Interior.

Descubriendo el Hoax (bulo) en toda su extensión

Foto: Redacción del Desván
Prueba fidedigna de la mentira emitida por el Hoax
Foto: Redacción del Desván

En esta captura se desmiente, totalmente, una de las alarmas sociales que se generaron estas navidades.

Existen multitud de formatos que se propagan, tanto en las redes sociales, correo electrónico, como en nuestros dispositivos móviles:

  • WhatsApp va a ser de pago de manera inminente… reenvía este mensaje a X personas antes del día X — (Gancho de miedo basado en valor monetario)
  • Hotmail cerrará sus cuentas. Pérdida de contactos y multa de una gran cantidad de dinero — (Gancho de miedo basado en valor monetario)
  • Ya estamos avisados por Google… lo pasaron en la tele… por si las dudas… El uso de Google y Gmail costará dinero — (Gancho de miedo basado en valor monetario)
  • Actimel es malo para la salud. Produces L. Casei y dejas de fabricar defensas — (Gancho de miedo basado en la salud)
  • Redbull contiene veneno en su composición química — (Gancho de miedo basado en el daño a la salud)
  • Recibes una llamada telefónica y en lugar de aparecer el número de teléfono de quien te llama aparece la palabra “INVIABLE!!” o DESCONOCIDO. Si aceptas o rechazas la llamada el extorsionador accede a la SIM de tu teléfono, la duplica y la usa para llamar desde la cárcel — (Gancho de miedo basado en ser víctima de una estafa)

Fuente de ejemplos Wikipedia – https://es.wikipedia.org/wiki/Bulo

Y una infinidad de alarmas pendientes a ser difundidas. Existe una página web en castellano, de las que se mantiene en activo durante muchos años, ayudando a desmentir este tipo de alertas, os recomiendo su lectura para empaparos un poco más sobre este problema que nos afecta a todos. http://www.vsantivirus.com/hoaxes.htm

Hoaxes: objetivos

Claramente, su propósito es crear en el ciudadano: crispación y una elevada alarma social. Por otra parte, saturar los medios tecnológicos. Un ejemplo que entenderéis enseguida: situaros en Nochevieja, acabados de tomar las uvas, son los minutos más intensos del año en que las redes de telefonía se saturan a un nivel exponencial, hasta llegar a caer en un caos en algunos casos. Una colosal proporción de la población se dedica a llamar a sus seres queridos, mandar SMS (antiguamente) y en la actualidad mensajes a través de la mensajería WhatsApp entre otros. Si dedicamos a reenviar correos electrónicos, y mensajería a tales magnitudes, en un periodo corto de tiempo, crearíamos el mismo efecto de choque.

La solución está en nuestras manos, si dejamos de alimentar este tipo de difusión, acabaría por reducirse este tipo de alarmas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *