Sara Marín, no es una deportista de “segundas”

Sara Marín con las 5 medallas de Oro de los Trisome Games / Foto: Joana Ortiz Fernández
Sara Marín, posando con las 5 medallas de Oro obtenidas en la I Olimpiada para personas
con Síndrome de Down (los Trisome Games)

Foto: Joana Ortiz Fernández
Sara Marín en Florencia, Italia / Foto: Diarioinformacion.com
Sara Marín en Florencia, Italia
Foto: Diarioinformacion.com

El mundo de la Discapacidad, vive y ha vivido, un apartheid ante una sociedad libre de “defectos e impurezas”. Se selecciona: “tú bien y tú mal”, de la misma manera que desde que nace un bebé se le sexualiza de forma general: ella rosa y él azul; tú jugarás con muñecas y tú con pistolas.

Es cierto, también, que la sociedad vive un cambio de pensamiento y en ciertas situaciones hasta de actuación, que por suerte nos conduce a mejorar nuestro entorno y convivencia. Desgraciadamente, queda mucho recorrido aún por realizar si nos metemos de lleno en el mundo de la Discapacidad, en multitud de ocasiones, las palabras se quedan en eso: palabras perdidas…

Integración, Igualdad de Oportunidades, Sin Discriminación, etc., son palabras que se utilizan incluso en el día a día. La realidad es que no se pueden aplicar correctamente, porque ni los organismos existentes que velan por los derechos establecidos por ley, están ahí para sancionar y exigir el total cumplimiento.

Un ejemplo es esta noticia a modo de reconocimiento en este artículo: una Gimnasta ilicitana (Alicante), con Síndrome de Down, arrasa los medalleros en cada competición donde participa.

Sara Marín representando a España / Foto: Diarioinformacion.com
Sara Marín representando a España
Foto: Diarioinformacion.com

Sara Marín, campeona de España en gimnasia rítmica adaptada 2016

Sara Marín, junto a Titi Alberola, su madre María José y hermana Lidia Marín / Foto: Joana Ortiz Fernández
Sara Marín, junto a Titi Alberola, su madre María José y hermana Lidia Marín
Foto: Joana Ortiz Fernández

Se llama Sara Marín, actualmente tiene 20 años. Ha practicado esta modalidad deportiva desde los 3 años comenzando a competir a partir de los 9, a través de su Club Deportivo Algar (Elche). Tiene en su poder el título nada desdeñable de nueve veces campeona a nivel Nacional de forma consecutiva desde 2008, en la categoría individual; siete veces campeona en la modalidad por equipos; aparte este verano acaba de hacer historia en Florencia (Italia) al conseguir cinco Medallas de Oro en la I Olimpiada para personas con Síndrome de Down (los Trisome Games): no es noticia porque date de un 22 de Julio…, sino porque no hubo ninguna repercusión social a gran escala.

Ella dice textualmente: “Aún no me lo creo”, “Había soñado tanto en conseguirlas que ahora no termino de creerme que sean mías”. Es la recompensa que gratifica al esfuerzo, al enorme trabajo de años, para alcanzar las metas que están abiertas para unos pocos: las personas luchadoras.

Sara Marín (España) en los Trisome Games 2016

Sin embargo, nadie comenta las dificultades que pasan los deportistas para poder competir, porque en este caso en particular, Sara Marín, tuvo que ser apoyada con 3.500€ para poder participar en esta Olimpiada de los Trisome Games.

No la podemos ver actualmente en las Paralimpiadas de Río 2016, debido a que la Gimnasia Rítmica, a día de hoy, no es una modalidad incluida en estos Juegos.

Aunque debo matizar sinceramente, youtube, periódicos digitales, Blogs deportivos y sociales, emisoras de Radios, entre otros medios, se hicieron eco de la gran alegría que esta modalidad deportiva obtuvo de una representante española, con este caché, ganando una vez más, el máximo premio: un primer puesto en el podio -quintuplicado-.

A los medios de gran repercusión no les interesa la Inclusión Social, Deportiva, ni de ninguna índole sobre las personas con Discapacidad (Física, Intelectual o Sensorial), ya que un buen porcentaje de la sociedad, nuestra población, vive estos Deportes (aún a nivel Olímpico, que es la esfera más grande a nivel deportivo) como un “jueguecito” o entretenimiento, sin apenas ser conscientes que para ser “Deportista” debes prepararte para ello y uno no va a competir en ningún evento si no estás lo suficientemente preparado para participar y obviamente, hayas sido llamado por un seleccionador deportivo nacional para formar equipo con tu Selección Nacional.

No con esto quiero desmerecer el durísimo trabajo de otros deportistas y el mérito de otras modalidades no adaptadas, mi enhorabuena a todos ellos, sin embargo, este es mi reconocimiento al deporte adaptado, en especial hacia Sara Marín como a tantos miles de deportistas que aman, trabajan, luchan, sueñan, compiten, viven el deporte adaptado, como una forma de vida.

Medallas Oímpicas de Río 2016 / Foto: Mundo Deportivo S.A.
Las medallas que se otorgaron a los deportistas en Río 2016.
Foto: Mundo Deportivo S.A.

Ya es hora que la corriente de cambios mentales y sociales, den reconocimiento que el Deporte Adaptado no es una manera de pasar el tiempo, ni es un entretenimiento, ni tampoco el jueguecito para que aquellos que dicen que “no pueden…” tengan una ocupación. ¡Sí que podemos!

El Deporte a nivel competitivo debería estar mejor considerado. La representación a través de TV, es prácticamente nula, debemos conformarnos con alguna emisión digital (a través de Internet) para que algún partido se pueda seguir, y ya no hablamos de ligas autonómicas o nacionales, que tienen su importancia, sino de competiciones internacionales y mundiales. Sólo las Paralimpiadas tienen alguna representación televisiva.

La discriminación también llega hasta las medallas, es importante mencionar que nos hacen de segundas o menos importantes, cuando por ejemplo se resiente la exacerbada y notoria diferencia en el premio económico tras ganar una medalla olímpica o paralímpica:

Premio en metálico por Medalla – Río 2016
Juegos Olímpicos Juegos Paralímpicos
Categoría Individuales Parejas Individuales Equipo Categoría
Oro 94.000€ 150.000€ 30.000€ 15.000€ Oro
Plata 48.000€ 74.000€ 15.000€ 7.500€ Plata
Bronce 30.000€ 50.000€ 9.000€ 4.500€ Bronce

En aquellos deportes Olímpicos donde compiten en equipo tres o más personas, el Oro tiene un valor de 50.000 euros para cada uno de los componentes, la Plata equivale a 29.000 euros, y por último, el Bronce se estima en 18.000 euros, si se compara la tabla se comprueba como un deportista paralímpico tiene un valor por debajo de un tercio.

¿Quién me puede comentar algo sobre un partido de Boccia? ¿Hockey en Silla de Ruedas Eléctricas? ¿Slálom? ¿Goalball? Deportes incluso no tan desconocidos como, Natación, Atletismo, Baloncesto, Fútbol para Ciegos… Esta es la no Inclusión real que sufre el mundo deportivo, sin olvidar que al margen nos queda la Integración Social en todos los ámbitos, Laborales y de Ocio, donde hay y queda mucho de lo que hablar…

Sara Marín, desde El desván de Alejandro, se te apoya para que sigas luchando por tu trabajo, por tus metas, por tus ilusiones, sobre todo que los sueños ante todas las dificultades nada ni nadie sean capaces de apagarlo.

¡Enhorabuena campeona!

Sara ondea la bandera de España / Foto: Diarioinformacion.com
Sara ondea la bandera de España, orgullosa de representar a su país, tras ganar las I Olimpiadas de los Trisomes Games
Foto: Diarioinformacion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *