No son todos los que son, sino todos los que están

Foto: libre de derechos de imagen
Foto: libre de derechos de imagen

En el mundo de la Discapacidad no son todos los que son, sino todos los que están. Si definimos “inteligentemente” este nombre impuesto por la sociedad podemos comprobar que todo humano viviente en la corteza terrestre tiene algún tipo de discapacidad a lo largo de sus vidas.

Foto: libre de derechos de imagen
Foto: libre de derechos de imagen

Para mí, la Discapacidad es una condición que posee todo ser humano desde que nace hasta que se muere porque, ¿cuántas personas pueden hacer puenting? Y los que puedan seguramente no podrán hacer otro tipo de cosas. Dando este tipo de ejemplos puedes pensar que el puenting no lo practican muchas personas por el riesgo que conlleva pero, ¿a quién no se le ha roto un plato al fregarlo?

¿Si eras rubio en Alemania en los tiempos de Hitler tenías una discapacidad? Para el “pequeño Dictador”: lo eras. Para mí, una discapacidad, a parte de una condición, son los prejuicios, las fobias y los complejos que puedan llegar a tener cualquier persona.

Foto: libre de derechos de imagen
Foto: libre de derechos de imagen

La sociedad se guía de lo que ven sus ojos para decidir quién tiene una discapacidad o quién no la tiene y no miran más allá. Decisión que a mi entender está equivocada. ¿Por qué no ven a los actuales políticos españoles como personas con discapacidad si llevan ocho meses incapaces de pactar para gobernar un país?

La Discapacidad no se ve, se tiene. Y las que no se ven pueden llegar a ser peligrosas. Las únicas personas con discapacidad son las que carecen de la humanidad suficiente para que existan diferencias entre todas las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *